La voz de la marca

La voz de la marca

Si bien es cierto que en el pasado los modelos de construcción de marca se centraban en la habilidad de la empresa para conocer y comunicar las mejores características de los productos o servicios, actualmente la voz de la marca ya forma parte de un nuevo modelo de branding basado en valores.

Es este el modelo que decide incorporar la responsabilidad social corporativa (RSC) a la marca, con el objetivo de construir un valor añadido, tanto en cuanto a la imagen corporativa de la empresa como también por la percepción que se traslada al mercado. Se trata de hacer la marca más cercana y sensible la acción social y a los aspectos medioambientales.

Lo que queda bien claro es que incorporar la RSC a la estrategia de marca de una organización, aporta una serie de beneficios:

  1. Ayuda a construir y mejorar la reputación de marca
  2. Mejora la imagen de la empresa y de su posicionamiento
  3. Incrementa su competitividad
  4. Da accesibilidad a nuevos nichos de mercado, nuevas actividades e inversiones responsables, por parte de la empresa
  5. Fomenta el interés y afinidad de nuevos consumidores, más sensibles al cambio de paradigma
  6. Construye confianza y lealtad del consumidor
  7. Crear un vínculo con la sociedad y el mundo

Las empresas tienen que tomar conciencia del cambio social y saber conectar con su propósito con unos interlocutores cada vez más sensibles y próximos a estos temas, que han incorporado los criterios de sostenibilidad a su vida y quieren relacionarse con empresas comprometidas y afines a sus intereses. S no se consigue conectar, los consumidores no se identificarán con la empresa ni con su actividad comercial.

Asociar la marca a la RSC ayuda a crear una imagen corporativa más cercana a la sociedad, convirtiéndose en un valor diferencial en un mercado saturado de propuestas comerciales donde los usuarios van más allá de comparar precios. De esta forma, cuando el consumidor atribuye motivos sociales o medioambientales a su actividad, la percepción de la marca mejora. Así es como algunos stakeholders, como son los trabajadores y los consumidores, se sienten más sensibilizados delante de las prácticas socialmente responsables de las empresas, y premian a aquellas con comportamientos más comprometidos con la sociedad.

En este nuevo planteamiento estratégico entre marca y RSC la comunicación pasa a ser un factor instrumental para generar interés a los diferentes públicos y hacerlos partícipes de las iniciativas empresariales de forma equilibrada, autentica y transparente.

A Pampliega & Associats creemos en que este nuevo planteamiento estratégico donde la marca incorpora la RSC y el triple bottom line. Por este motivo ofrecemos servicios de asesoramiento en reputación corporativa y marca con el objetivo de ganar notoriedad y trascendencia social, medioambiental y económica.

Si te estas planteando hacer una estrategia de marca, contáctanos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *