¿Qué aporta el posicionamiento estratégico a la comunicación?

Hace años ya que estamos inmersos en un entorno global de exceso y de hiper competencia. Hay una cantidad ingente de productos, servicios off y online y “los clientes” son un bien escaso, motivo por el cual competimos en un entorno complejo. La “guerra” desenfrenada para conquerir y mantener cuotas de participación en un mercado local y global es cada vez más dura. También para atraer a los inversores.

Por eso, más allá de ofrecer un buen “producto” (sea físico o intangible) o oportunidades de inversión, definir una Estrategia Competitiva realmente eficaz es la clave no solo para tener éxito al inicio de una nueva actividad, sino para sobrevivir en un entorno de alto riesgo donde nadie es imprescindible.

Para ser competitivos lo más importante es basarse en tres elementos:

  • Sentido común
  • Ser simple
  • Ser diferente

Y a su vez es necesario explicarlo bien y saber transmitir la propuesta de valor de forma clara y simple para qué todos los clientes potenciales lo entiendan y lo escojan. Una de las claves es conseguir engagement a través de los mensajes para crear vínculos y conexión con los clientes y los demás stakeholders.

Hoy en día, ya no es tan importante preguntas en qué somos mejores, sino en qué podemos ser diferentes en la mente de nuestros clientes y en como se nos percibe en el mercado.

Tan relevante es ofrecer el mejor producto como también, convencer que somos la mejor opción para cubrir sus necesidades, ilusiones o propósitos. Por este motivo, es indispensable partir de un trabajo previo de posicionamiento estratégico de empresa o institución con la finalidad de articular y desarrollar una comunicación corporativa que nos permita un razonar estratégicamente el porqué de la diferenciación y ayudar así, a crear una imagen y reputación únicas.

Las marcas tienen que ser competitivas y disfrutar de una imagen que aporte un valor único y significativo al mercado. En caso contrario, seremos percibidos como una entidad más y nunca seremos la primera opción en un proceso de compra de productos o de servicios. Lo que consigue un buen posicionamiento estratégico es situar la marca en una posición de ventaja competitiva dentro del sector correspondiente.

¿Y cómo se llega a cerrar un estudio de posicionamiento estratégico?

Vivimos, trabajamos e interactuamos en todos los planos de nuestra vida personal y profesional en una sociedad sobre comunicada, saturada de impactos, muy exigente y terriblemente selectiva y competitiva. En este contexto los clientes se han convertido en un bien escaso, y las empresas buscan oportunidades de negocio allá donde sea. Por eso, las empresas tienen que disponer de una propuesta clara de valor que parta de un profundo conocimiento del mercado (en el sentido más amplio) y trabajar una estrategia de negocio alineada a un posicionamiento actualizado que responda a la continúa evolución de los mercados. La coherencia entre lo que hacemos, lo que decimos y nuestros comportamientos es el mantra de Pampliega & Associats.

Se trata de un proceso de investigación y estudio para llegar a encontrar “aquella idea única” que nos permite ser diferentes y preferentes en la mente de los clientes, dándonos así una ventaja sobre los competidores.

Según el experto en posicionamiento estratégico, Raúl Peralba el posicionemiento estratégico tiene 6 principios:

PRINCIPIOS DEL POSICONAMIENTO ESTRATÉGICO
Es mejor ser “el primero” que no ser “el mejor
Cuando no se puede ser el primero, siempre se tiene la opción de crear una nueva categoría
La competencia no es entre productos, es entre las percepciones
Para competir en un mercado se debe analizar la competencia y qué lugar ocupa en la percepción del cliente
Es necesario apropiarse de un atributo que nos diferencie
La diferenciación tiene que ir dirigida al target de la empresa / entidad, es decir, a aquellos stakeholders que tienen poder de decisión, aunque impactaremos a todos los demás  
Font: Positioning Pioneers

¿Pero qué rol tiene la comunicación en el marco del posicionamiento estratégico?

Según Pampliega&Associats el posicionamiento estratégico de una empresa o entidad es un paso previo para poder definir cuál es la mejor estrategia de comunicación. Es necesario tener muy claro en qué se diferencia la empresa o entidad en la mente de los clientes, para poder realizar una comunicación efectiva que aporte los resultados esperados y que en general, responda a los objetivos corporativos de la empresa.

En palabras de Elena Pampliega, Socia-Directora de Pampliega&Associats “el posicionamiento estratégico es una herramienta más para ser más eficaces en la comunicación. A P&A siempre trabajamos con esta metodología, haciendo así que los proyectos sean únicos y competitivos. Conocer la esencia de la actividad, el propósito, la competencia, el sector, así como, los clientes actuales y potenciales es crítico para desarrollar una comunicación estratégica”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.